viernes, 9 de marzo de 2012

TOUGH WOMEN

Ayer fue el centenario del Dia Internacional de la Mujer, y bien sabemos que no solo en el ámbito social y laboral es donde se han visto continuas desigualdades; no es ningún secreto que el mundo del rock ha sido y es predominantemente masculino, y a pesar de suponérsele cierta mentalidad abierta lo cierto es que es terreno abonado para el sexismo más cazurro. Pero el papel de la mujer en el rock n roll siempre ha sido combativo e inconformista, y no solo desde el movimiento riot grrrrl, mucho antes nos encontramos con casos de rockeras que no se cortaron un pelo. Y uno de los casos más curiosos es el de las Shangri Las, un grupo que comúnmente se mete en el saco de bandas de chicas de los 60, de melodías bonitas, imagen hip y angelical y actitud intrascendente, cuando en realidad venían del barrio de Queens en NY y eran mujeres duras y en su día se les consideró muy chungas; grabaron con el productor George Morton (tipo raro, intimidante y extravagante como pocos) que intentó siempre que rebajasen el tono rebelde, pero que si quieres arroz, Catalina. Uno de sus mayores hits, The Leader Of The Pack, fue censurado por la BBC porque hablaba de la muerte del motero, y porque fomentaba el enfrentamiento entre rockers y mods (vaya por Dios!). La líder de las Shangri Las era Mary Weiss, que fue investigada por el FBI entre otras cosas porque le pillaron con una pistola en el equipaje, y ella dijo que siempre la llevaba por si alguien intentaba pasarse de la raya, Pocas bromas con Mary Weiss (por cierto, amigos, echadle una escucha al disco que grabó en 2007 con los Reiging Sound, Dangerous Game. cremita).


Mega Kitsch performance de estas tipas duras.

Y otra de las artistas que no se doblegaba ante nadie fue Wendy O Williams, la mítica cantante de los Plasmatics, una de las bandas punks americanas más entrañables. Wendy desde el principio fue una provocadora nata y una iconoclasta, y nunca mejor dicho, uno de los momentos más recordados era cuando empotraba un coche contra una montaña de TVs o cuando en los conciertos destrozaba aparatos de TV con un martillo pilón o una motosierra. Su afición al nudismo le trajo algún problema, como cuando el Milwaukee la policía la detuvo por escándalo público y al resistirse le partieron literalmente la cara. ¿se acobardó Wendy por esto? No, se sacó fotos con la cara molida a palos y denunció al departamento de policía de Milwaukee. Sus últimos días los dedicó a la rehabilitación de animales salvajes, antes de suicidarse de un tiro en 1998. Recordemos la colaboración que hizo con Motorhead en esta dulce y melodiosa versión del ñoño Stand By Your Man de Tammy Winette, en una genial vuelta de tuerca del mensaje original de quedarse en casita con el maridito y perdonarle todas sus faltas.



Almas gemelas, y Tammy Winette tirándose de los pelos.

Y no podemos irnos sin hablar de la más grande, Patti Smith, que desafió todas las normas habidas y por haber a finales de los 70. Poetisa y pintora convertida en punk rocker, habitual del Hotel Chelsea, donde se gestaba todo el underground neoyorkino, amiga íntima del fotógrafo Robert Mapplethorpe (Relación profusamente detallada en Eramos unos niños, editado por Lumen), casada con Fred Sonic Smith de MC5,y que grabó algunos de los discos más brillantes del punk americano. Con una imagen andrógina, tocando la guitarra sin tener ni idea y diciendo verdades como puños como en este Rock n roll Nigger, del álbum Easter del 78.


La jefa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada