jueves, 24 de mayo de 2012

CORTITA Y AL PIE

Singular, el mundo de las canciones. Puede uno disfrutar como un gorrino de extensas jams de veintipico minutos (ese Mountain Jam de los Allmans en el Filmore) o tararear durante apenas dos minutos con Buddy Holly. Pero, por debajo de eso, ¿es posible hacer algo bueno y decente? Pues sí, amigos, o por lo menos hacer algo divertido. Y siempre me viene a la cabeza Her Majesty, último tema en la discografía beatle, o aquella preciosidad llamada Elizabeth My Dear que los Stone Roses grabaron para su primer (y, ay!, muy lejano) disco.


Los ramonianos os acordaréis del Loco Live aquel hipervitaminado directo en la Bikini de Barcelona en el que fusilaban tema tras tema a velocidad supersónica. Quiero decir, los temas de los Ramones (Ra-mo-nes, nunca Ramouns) ya son cortos de por sí, pero en esta gira imprimieron tal caña que los dejaban casi a la mitad de duración. Qué grandes eran, coño. Esto también lo pensaba Lemmy, que en tierno homenaje les grabó en aquel desigual 1916 (del año 91) el tema llamado R.A.M.O.N.E.S (con un estribillo antológico que te hace querer berrear como un mongoloide; “Misfits, Twilight Zone, R.A.M.O.N.E.S !”

Onetwothreefour y a correr

Otro tema de apenas un minuto con mucho dónde rascar es Whats’s the ugliest part of your boby?, que sólo por el título ya merece estudio. Grabada por Zappa y The Mothers Of Invention en el We’re Only In It For The Money (otro gran título), esa obra pretendidamente ”accessible” donde satiriza con saña la contracultura de los 60 (y lo relativo al flower power y al Sgt Pepper) y la política de por entonces. En este “Cuál es la parte más fea de tu cuerpo?” usa con sorna el doo woop para contarnos que la parte más fea no es la nariz o los dedos de los pies, sino la mente. Ah, bueno.


Y para terminar esta cachondada que se marcaron Napalm Death (estrellas del Primavera Sound, yo F-L-I-P-O) en su debut, Scum. Poco más de un segundo en lo que es la canción más corta de la historia. Y es que el disco tiene 28 (!) temas en apenas 23 (¡!!!) minutos, y lo recuerdo perfectamente porque cuando me lo grabé en cassette tuve que ingeniar un apéndice al papelito de la TDK para que cupiesen los dichosos títulos (además de reproducir fielmente el logo aquel de la banda en el lomo de la cinta). En fin, atentos, ahí va.
Prepárate un sabroso cóctel, ponte cómodo y disfruta.
You suffer.