lunes, 22 de abril de 2013

INDEPENDENCIA, TRIPLES Y DEAD-HEADS.




Flashback
1992, Olimpiadas de Barcelona, entrega de medallas de basket. La gran fiesta del mejor equipo de baloncesto de la historia, que acaba de arrasar en la final a la Croacia de Petrovic (117-85, ni más ni menos), tiene un epílogo con guasa; Lituania, medalla de bronce, aparece en la entrega con un uniforme imposible, de psicodélicos colores y un esqueleto (!!) machacando el aro. ¿Pero qué coño...?

Poco después mi hermano mayor aparece con una camiseta por el estilo, pero mucho más bonita; el famoso Tie Dye (esa especie de desteñido hippiesco) azulón, con un esqueleto (aja!) rodeado de rosas. En la camiseta se lee: Grateful Dead.
Nunca me paré a relacionar ambos momentos hasta que el otro día ví esto:

BA-LON-CES-TO


The Other Dream Team, un fabuloso documental que narra la epopeya lituana para competir como país independiente en los juegos olímpicos de Barcelona. Combinando ágilmente la narración meramente deportiva y la política, la historia (apasionante) nos la cuentan entre otros Arvidas Sabonis, Sharunas Marciulonis, Rimas Kurtinaitis, Valdemaras Homicius (Dios, siempre me han encantado los nombre lituanos!), o idolazos de la talla de Chris Mullin, Dan Majerle o Bill Walton. Aquí hay lugar para todo, desde el drama de la represalia soviética a la primera declaración de independencia de los lituanos, la obligación de los lituanos a competir por los colores de un país (URSS) que no podían sentir como propio, las anécdotas de los viajes en los que se escabullían de la estrecha vigilancia de la KGB, las artes de contrabando que adquirieron (en especial Homicius, tipo carismático dónde los haya), y, como no, la conexión Dead-head; tras un concierto de Grateful Dead al que acudieron Marciulonis y Donnie Nelson , sellaron la colaboración (los Dead pusieron la pasta necesaria para equipar y organizar la selección lituana) entre humo de cigarros de la risa. Lo único que no encaja es la aparición de Valenciunas como conexión con la nueva hornada lituana, pero es un detalle insignificante.
Muy recomendable, incluso si el baloncesto no es lo tuyo.

1 comentario: