viernes, 7 de junio de 2013

IDOLAZO: ELISHA COOK JR.



Escucha, hay actores (corrijo, personajes) con los que es imposible no simpatizar, y es que si alguna vez en tu vida has perdido en algo, te la han pegado o no se ha hecho justicio contigo, entonces cuando ves a Elisha Wodd Jr (qué grande y respetuoso mantener ese Junior) en El Halcón Maltés le AMAS. De hecho, el cabrón de Sam Bogart Spade cae especialmente mal por el ensañamiento que muestra ante nuestro anti héroe; le humilla, le pega, le insulta y al final le utiliza como cabeza de turco (de Fall Guy como dicen por allí). El Wilmer de The Maltese Falcon fue su mini-consagración en Hollywood como “malo-pequeño-psicopático-que-muere”, y aquí, amigo, se luce ante gigantes como Bogart, Peter Lorre o Sydney Greenstreet. Wilmer tiene fuego, cada gesto, cada mirada, cada crispación te pone en guardia, el tipo está febril, a punto de estallar, pero, mira, sin sobreactuar, sin tics ¡A ver si aprendéis algunos!


Antes de que Huston le diera bola ya había destacado en La Dama Desconocida, de Siodmak, un buen noir (sin más) en el que interpreta a un baterista de jazz (cuyo frenético baqueteo dobla en pantalla Gene  Kupra, casi nada) que acaba como ya podéis imaginar (estrangulado). Posteriormente vinieron joyas del grosor de El Sueño Eterno, donde acaba envenenado, Raices Profundas, tiroteado, y Atraco Perfecto de Kubrick, donde además de maltratado por su esposa, engañado y traicionado es finalmente tiroteado. Elisha... pobre Elisha.
Nunca se sintió demasiado cómodo en Hollywood, cuentan, y elegía papeles cortos y alimenticios, prefería vivir alejado en High Sierra pescando truchas, como decía John Huston en sus memorias. Los 50 y los 60 se los pasó haciendo malos westerns y televisión. Sus últimos luciminetos vinieron en Rosemary´s Baby haciendo de Micklas, el casero del edificio Dakota y en El Emperador Del Norte (peliculón a reivindicar, por cierto).

Te dejo un bonito homenaje en youtube al bueno de Elisha. Si alguna vez te lo encuentras en una película, quiérele, simpatiza con él pero no te encariñes demasiado, porque ya sabes cómo va  a acabar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario