miércoles, 29 de octubre de 2014

NO, EN SERIO, CHUCK PROPHET.




Pues me vais a permitir que insista. Porque en los últimos meses (ok, diré años) no me había pasado aquello de  escuchar compulsivamente un disco, y Night Surfer se ha colado en mi sistema y piensa quedarse ahí una temporada. Cierto que lo esperaba con -cierta- ansia, los dos últimos discos de Prophet (Let Freedom Ring y Temple Beautiful) son perfectos ejemplos de rock elegante y pegadizo, dónde todo cae en su sitio, y con temazos como Hot Talk, Leave the Window Open o Castro Halloween, por citar los más destacados. Pero ha sido el surfer nocturno el que ha dado en la diana; cuando lo escucho siento que comparto un chiste privado, entiendo lo que pretende, me divierten las letras, los arreglos me sorprenden, coreo los estribillos, envidio la capacidad de perro viejo de Prophet para redondear los temas. Colabora añadiendo guitarras Peter Buck, y la factura general es de discazo. Curiosamente el disco arranca con uno de los temas menos rotundos ("Countrified Inner-city Technological Man") stoniano y trotón, que queda eclipsado por la trilogía que le sigue, el single "Wish Me Luck", con un estribillo diseñado para sostener una cerveza en lo alto, "Guilty as a Sin" una épica y setentera ensoñación y especialmente "They Don´t Know About You And Me", la joya de la corona, una maravilla melódica con arranques à la Townsend y una letra demoledora. No voy a despachar el disco tema a tema, me falta paciencia, destaco tan solo el groove rockanrolero de "Ford Econoline" y la preciosa versión de Ezra Furman "If I Was a Baby", cada nueva escucha elije un favorito distinto. El disco de lo que va de año, sin lugar a dudas. Y no va a lanzar a Chuck Prophet a ese lugar que se lleva años mereciendo, seguirá pateando clubes y conservando ese status de artista de culto, pero, entre tú y yo, este disco se cisca vivo al Hypnotic Eye del rubiales.
Repito fechas por si alguien se despista: 31 octubre de 2014 en  Andoain, Auditorio de Bastero, 1 noviembre de 2014 en Madrid, Sala El Sol, 2 noviembre de 2014 en Valencia, 16 Toneladas, 3 noviembre de 2014 en  Barcelona, Sidecar. Acude, insensato.



No hay comentarios:

Publicar un comentario