martes, 26 de mayo de 2015

CARRETERA PERDIDA PROGRAMA 2


En el capítulo dos de Carretera Perdida hablamos de Mesías y Profetas, alabamos al Señor (Bronson) y participamos de la homilía del blues. Maese Alberto Benéitez alaba la palabra de nuestro salvador, BB King.

http://www.ivoox.com/carretera-perdida-programa-2-audios-mp3_rf_4530391_1.html


BRONSON

(Me permito repetir un texto ya publicado. ¿Por qué? Uno, por vaguería. Dos, porque el gato es mío y ...ya sabes)



Soy acérrimo de Bronson, me parece uno de los mejores secundarios de "carácter", y el tipo tuvo la suficiente agudeza (o, vale, chorra) de estar ahí para aparecer en algunos de los títulos definitivos en los 50 y los 60, en los 70 flojeó y los 80 los dejamos para otra ocasión. y la tragedia aquí es que mucha, demasiada gente (sí, tú también) lo identifica con el vengador neofascista de las películas ochenteras ( yo soy la justicia y demás), pero antes de eso hay una historia digna de mentarse. Nacido en 1921 como Charles Dennis Buchinski -nombre cojonudo, eh?- fue el undécimo de quince hermanos, hijo de inmigrantes lituanos, y se cuenta que en su infancia pasaron tantas penurias que llegó a vestirse con los vestidos de sus hermanas para ir al colegio. En su adolescencia trabajó en minas de carbón, y en cuanto tuvo ocasión se enroló en el ejército, en plena II Guerra Mundial, donde sirvió en un bombardero en el pacífico. Tras su vuelta a los States comienza a hacer teatro (oh sí) y tras mudarse a Hollywood consigue algún papelillo gracias a su físico tan peculiar .uno de los primeros es como ayudante de Vincent Price en los crímenes del museo de cera, y resulta difícil juzgar su actuación porque interpreta a un mudo, aunque empieza a mostrar ese ne se qua tan peculiar de "estoy incómodo" que potenciaría -!y cómo!- más tarde. Por entonces, 1954, y en plena caza de brujas, decide cambiar su apellido -Buchinski, taaaaan comunista- por Bronson, y en breves comienza a prosperar. participa en varias series de tv, entre ellas quiero recordar un capítulo de The Twilight Zone (tres hurras, amigos) titulado The Two, en la que borda el papel de soldado que tras un apocalipsis militarizado -recordad, finales de los 50- se encuentra con una superviviente del otro bando. El primer papel protagonista en el cine le viene de, quién si no, Roger Corman en Machine Gun Kelly, pero el pelotazo lo pega en 1960 cuando John Sturges le elige para ser uno de los siete magníficos, punto de inflexión de su carrera. su papel, Bernardo O'reilly, no es desde luego el más apetitoso, pero se las apaña estupendamente entre titanes como McQueen, Coburn o Yul Brynner. 

Satisfecho como estaba, Sturges le recluta de nuevo en 1963 para la gran evasión, donde interpreta uno de sus mejores papeles, Danny Velinski, "el rey del túnel", un minero claustrofóbico. ¿Cómo es que hizo un papel tan convincente? bueno, ya hemos dicho que fue minero y lo tuvo que dejar porque era, eeeeer, claustrofóbico. En cualquier caso, papelón, y, qué coño, es uno de los que escapan al final (toma spoiler). El final de los sesenta le trae otro caramelo en forma de superproducción, los doce del patíbulo, una macarrada de humor violento dirigida por Robert Aldrich.
Fundido a negro, pasamos a Almería. Clint Eastwood había abierto la puerta con la Trilogía del dólar, tipo duro yankee se busca la vida en western italiano rodado en España. Como cierre de este género, Sergio Leone rueda su magnum opus, Once upon a time in the West, para la que recluta a Jason Robbards, Henry Fonda y Charles Bronson (¿qué te parece?) para el elenco masculino. buchinski interpreta aquí a Armónica un personaje el cual, lejos de lo que puede parecer a simple vista, es el más profundo de la película; un espectro, una aparición, un ángel vengador que anuncia la muerte tocando una melodía con una harmónica, una melodía que es un gemido, un estertor agónico. la primera aparición de Bronson es antológica, uno de los mejores inicios jamás filmados, y la escena del duelo con Henry fonda, en fin, palabras mayores. la música, el montaje, ese primerísimo primer plano de Bronson, el flashback, la cara de pánico de fonda, el Who are you!?...



Aquí Charlie alcanzó la gloria, ok, esa gloria que pertenece a las no estrellas, a los -utilizaré el término- actores de carácter. por todo esto, Bronson se merece el calificativo de idolazo. más tarde llegaron J Lee Thomson y, especialmente, Michael Winner, con los que se especializó en ese personaje de vigilante trigger-happy que le dio muchos dólares pero poco prestigio. Da igual, es como juzgar a Bowie por sus discos noventeros. Truco final, si todavía te preguntas qué películas de Bronson has de ver solo fíjate en un detalle, las buenas son en las que no lleva bigote.
         


viernes, 15 de mayo de 2015

PRIMER PROGRAMA RADIO CARCOMA.COM



Aquí está, estimados amigos; el primer programa. Profetas, retornados y testigos de excepción. Pincha y disfruta, y difunde y comenta, hombre!    

miércoles, 13 de mayo de 2015

ANYBODY OUT THERE??

(disculpad el desorden, esto lleva tiempo cerrado)

¡Hey!¡Hola! ¡¡Volvemos!! Nunca nos fuimos, realmente, solo esperábamos, agazapados, el momento de regresar con determinación y cosas que contar. Ese momento ha llegado, hermanas y hermanos; Carretera Perdida renace como programa de radio semanal, los jueves de 18 a 19 en RadioCarcoma.com, donde daremos rienda suelta a nuestra pasión por el ruido, las historietas y las obsesiones, sanas y variadas. Mañana tenemos jugosísimos contenidos; hablamos del único profeta al que hay que escuchar, Chuck Prophet, charlamos con Michael Lydon, miembro fundador de Rolling Stone, biógrafo de Ray Charles y compañero de correrías de los Stones en la gira del 69 (sí, la de Altamont, ¿quieres saber lo que pasó allí? te lo cuenta alguien que estaba en el escenario). Y además te contamos cositas sobre el Idolazo de turno.
¿Cuándo? Mañana ¿Dónde? En Radio Carcoma ¿Quién? Yo, y unos cuantos ¿Cómo? Con gracia natural ¿Por Qué? Preguntas demasiado.